sábado, 20 de junio de 2009

sociologia: Nuevas tendencias sociales.

Las violadoras




2007 - 06 -03
Si, es increible, posiblemente algo que sólo pasaría en la ficción es ahora realidad. Allá en Sudáfrica, por lo visto los hombres no le dan lo que necesitan a las mujeres y estas se organizan en “comandos” para violar y abusar sexualmente de los hombres. Para los que no me crean, les traduzco la noticia (AVISO: La traducción es muy libre, al final el link a la fuente original) :
Frotan el pene de la víctima antes del ataque.
En primer lugar fue tratado como un rumor local por parte de la policía, pero ayer, la policía de Tembisa confirmó de que efectivamente hay mujeres en la zona que estaban violando a hombres. Una de las víctimas fue tratado en el hospital por tener el pene magullado después de que tres mujeres le forzaran a tener sexo con ellas.

El martes, una mujer de 30 años fue arrestada por haber conducido a un hombre hasta un descampao y forzarlo para tener sexo con ella, mientras una amiga montaba guardia. En ambos casos, ningún tipo de protección (condón) fue usada. Ambas mujeres están acusadas de conducir a un jóven de 21 años que iba buscando trabajo hacia el descampao, fingiendo buscar trabajo ellas mismas. Caminaron por el descampado durante un rato y entonces se abalanzaron sobre él.

“Le amenazaron, le obligaron a quitarse los pantalones y entonces le frotaron el pene con una loción para que tuviera una erección. Una vigilaba mientras la otra se lo beneficiaba” - dijo la policía

Nadie fue arrestado por el primer incidente, pero la policía confirmó que otro jóven de 24 años de Tembisa fue secuestrado a punta de pistola por tres mujeres que viajaban en un BMW blanco y lo retuvieron durante tres días. El inspector Manyadza Ralidzhivha dijo que la víctima se presentó en la comisaría después de que fuera dejado en el centro de la ciudad después de ser utilizado por las mujeres.
La víctima contó como las mujeres, mayores que él, le hicieron beber algunos líquidos y luego se turnaron para tener sexo con él. Ellas no hablaban mucho, pero tuvieron sexo con él mientras permanecía tumbado en la cama en una casa. Le contó a la policía como lo recogieron cerca de la ciudad de Tembisa, ofreciéndose a llevarle hasta Kempton Park. Una vez en el coche le obligaron a agachar la cabeza a punta de pistola y mantenerse así hasta llegar a la casa.

Rumores de grupos de mujeres abusando sexualmente de hombres se habían escuchado con anterioridad por la zona de Tembisa desde el año pasado. Un ciudadano entrevistado dijo que los hombres tienen miedo de ir sólos por zonas alejadas o por la noche.
Noticia Original





El escuadrón de "Violadoras con Viagra" ataca de nuevo en Londres
Un hombre tuvo que recibir ayuda de la policía después de ser violado literalmente en la habitación de un hotel de Londres por dos rubias que se presentaron como integrantes del «Escuadrón de violación con Viagra», anunció ayer «The Sun». El diario popular británico cuenta que «dos estupendas rubias» secuestraron a un empresario de 25 años en una discoteca con el señuelo de pasar una noche desenfrenada en clave de trío. Una vez en el hotel, lo ataron concienzudamente, le hicieron tragar Viagra por la fuerza, lo amordazaron y empezó una larga noche de fantasías sexuales. El joven fue liberado la mañana siguiente por la policía.




Una joven de origen ruso, coleccionista de arañas y películas de terror, está acusada de sedar y violar a 10 hombres. La policía está en shock dado que Valeria K.(32 años) una guapa mujer de la ciudad de tambow, fue la misteriosa violadora de 10 hombres del lugar, tras sedarlos con clonidina. Valeria, apodada la viuda negra por su devoción a las arañas, invitaba y llevaba a los hombres a su casa. Les preparaba bebidas con clonidina, que los noqueaba por al menos 24 horas. Tras esto, los desnudaba, utilizando una cuerda para mantener sus miembros en erección Ellos por su parte, al despertar en el hospital con una intoxicación por clonidina y traumas en el pene, lo único que recordaban era una amigable morena que los invitó a copas. Finalmente, la policía local identificó a la autora y la arrestó. De momento la policía está al tanto de diez victimas de Valeria, aunque uno de ellos ha declinado presentar acusaciones.





Juicio contra la "violadora" de un misionero mormón
Le siguió desde Estados Unidos y le secuestró durante tres días
08/12/1977
Los magistrados de Epsom, en el condado de Surrey, llevan varios días escuchando uno de los juicios más extraordinarios que hayan podido celebrarse: las experiencias de un misionero mormón durante los tres días del mes de septiembre pasado en los que estuvo secuestrado. Uno de los abogados lo dijo antes de iniciar su intervención: «Este es un caso muy poco común. Los hechos sólo pueden ser descritos como extraños.»Kirk Anderson, misionero mormón de veintiún años, fue secuestrado y más tarde encadenado a una cama donde se le forzó -versión del joven- a tener relacines sexuales con una ex reina de belleza, la señorita Joyce McKinney, de veintiséis años. La señorita fue ayudada en estos menesteres por su amigo Keith Joseph May, de veinticuatro años. Los tres protagonistas son de nacionalidad norteamericana.
Según dijo la acusación privada en la primera sesión del juicio, Joyce McKinney tiene dos pasiones: su odio por la Iglesia mormona, de la que teme represalias, y su amor por uno de sus miembros, el citado misionero. Esta pasión hizo que le persiguiera miles de kilómetros desde Estados Unidos a Gran Bretaña. Llegó incluso a alquilar los servicios de detectives privados para que siguieran la pista del mormón.
Se habían conocido en 1976, en Utah, y a los nueve días hicieron el amor. El misionero admite que infringió en aquella ocasión tres preceptos mormones al mismo tiempo: uno que prohibe las relaciones sexuales antes del matrimonio; otro, estar a solas con una persona del sexo contrario, y el tercero, llamar a alguien por su nombre de pila. Kirk Anderson se sintió culpable por el affaire y acudió a su obispo en busca de consejo. Pero la señorita McKinney no tenía tantos complejos de culpabilidad y, además, se empeñó en no dejar escapar al joven mormón.
El miércoles 14 de septiembre, trasladada la acción a Inglaterra, Joyce y su amigo May secuestraron a Anderson, fuera de la Iglesia de los Santos del Ultimo Día, en Ewell, también en Surrey. Después de cinco horas de coche llegaron a una casa de campo situada en Devon, alquilada por Joyce, según sus declaraciones, para pasar su luna de miel con Kirk. Las armas utilizadas en el secuestro fueron dos revólveres de imitación y una botella de cloroformo, como en la película El coleccionista.
A la mañana siguiente, May marchó a Londres para alquilar otro automóvil. Joyce, por su parte, le hizo saber a Kirk, según dice el joven, que el precio del rescate era dejarla embarazada.
Durante el jueves y el viernes, Anderson simuló acceder a lo que se le pedía, como único camino para asegurarse su liberación. Le dijo a Joyce que se casaría con ella, le dio un anillo y escribió una carta en este sentido. Joyce, al parecer, no lo tomó como una estratagema, sino como la verdad. El viernes por la mañana, aún solos en la casa, la chica desató las cadenas con que le habían atado a la cama, pero no se produjo ningún intento de escapar por parte de Anderson. Esa misma tarde, May regresó con un nuevo coche, le condujeron durante veinticinco minutos y Anderson telefoneó al jefe de su iglesia diciéndole que volverla al día siguiente. En el juicio ha declarado que estaba esposado cuando hizo la llamada.
La noche del viernes, la tercera del cautiverio, May y McKinney, utilizando cadenas con candados y cuerdas, le ataron a las cuatro esquinas de la cama, de tal manera que Anderson quedó tendido sobre su espalda, con los miembros, extendidos, sin poder servirse de ellos. Joyce le desnudó, ha contado luego el joven, rasgándole el pijama hasta dejarlo desnudo y arrebatándole también una prenda especial de ropa interior con la que, al parecer, el mormón protegía su castidad. Anderson quemó luego esa prenda porque la consideraba sagrada y, según él, había sido profanada. El misionero no deseaba llegar al coito, pero fue estimulado oralmente por su partenaire. A las preguntas del abogado defensor reconoció que las relaciones sexuales se repitieron por tres veces esa noche, y como excusa dijo que tenía miedo de que al negarse le encadenaran otra vez.
Al día siguiente, Kirk Anderson fue puesto en libertad, conducido a Londres, donde paseó por Trafalgar Square y almorzó con la señorita McKinney en Piccadilly.
No intentó escapar en ningún momento y finalmente regresó a Epsom en tren. May y McKinney regresaron a Devon, donde fueron detenidos por la policía.
La versión de los abogados defensores de la chica difiere en lo fundamental. Insisten en que todo fue parte de un juego erótico y que los encadenamientos sólo tuvieron lugar durante las relaciones sexuales como parte de los sofisticados escenarios que la pareja había planeado de antemano. Anderson niega todo carácter de juego premeditado a lo que ocurrió durante los tres días en la casa de campo y contesta rotundamente que no se divirtió en absoluto haciendo el amor.
La vista de la causa proseguirá durante algún tiempo todavía. Antes de ser llamado a declarar, el misionero mormón permaneció sentado leyendo la Biblia. Joyce tomó muchas notas durante las declaraciones de Anderson y sonreía a veces al oír sus respuestas.
La historia ha merecido espacios considerables de las primeras páginas de todos los diarios londinenses, populares y serios. Entre los distintos chistes de la prensa de los últimos días, destaca uno en el que se ve a un grupo de ancianos haciendo cola, se acerca otro y pregunta: «¿Es aquí donde uno se apunta para hacerse mormón?»


Cárcel para la violadora de NoruegaNoruega- abril / E.C.Un tribunal noruego ha condenado a nueve meses de cárcel a una mujer por violar a un hombre de 31 años, al que también deberá pagar una indemnización de 5.000 euros. En enero de 2004 la víctima fue a una fiesta a casa de un amigo en Bergen. Se quedó dormido en el sofá y se despertó con una chica de 23 años haciéndole sexo oral.Según la ley noruega cualquier relación sexual que se mantiene con una persona inconsciente, o que por cualquier otro motivo no puede oponerse, es una violación.




Una peluquera de la región rusa de Kaluga se vio sorprendida por un ladrón en su centro de belleza, cuando la joven acababa su turno, el pasado 14 de marzo.El ladrón, de 32 años y llamado Viktor, irrumpió en el local a las cinco de la tarde (qué queréis, en Rusia cierran antes los comercios) con una pistola y pidiendo el dinero a todo el mundo.Ahí es cuando aparece en escena Olga, la peluquera de 28 años con conocimientos de artes marciales (¿eso no lo esperabas, eh, Viktor?) que simuló entregarle el dinero a Viktor. Cuando el pobre hombre se relamía de contento, ella le dio un puñetazo y lo tumbó. K.O.Ató a Viktor con el cable del secador, lo amordazó y se lo llevó al trastero mientras animó al resto a que terminaran de trabajar (no estaba sola en el salón: había más compañeros y algunos clientes que ese día seguro que no intentaron irse sin pagar). "La policía está al caer" decía la protagonista de nuestra historia.Peluquera Olga y Mr. HydePero la Policía no llegó. Los clientes y el resto de empleados marcharon y Olga fue al trastero. Le dijo a Viktor que se quitara la ropa interior e hiciera todo lo que ella le pedía o llamaría a la Policía... (de película de Antena 3 un sábado por la tarde).Le ató al radiador con unas esposas rosas dignas del Sex Shop más cutre y le dio Viagra, para asegurarse que durante las próximas 48 horas el muchacho iba a rendir. No entraré en detalles de lo que ocurrió, pero sí os puedo decir que, según Life.ru, cuando Olga dejó marcharse a Viktor, dos días después, éste había sido "exprimido como un limón".Viktor fue directo al hospital porque tenía sus genitales bastante dañados... y no me extraña. Después se presentó en una comisaría y denunció a Olga.Para acabar con el surrealismo, Olga se indignó cuando se enteró de la denuncia. "Es un idiota", dijo. "Sí, lo hicimos algunas veces, pero le compré unos pantalones nuevos, le di de comer y de beber y luego, cuando se marchó, le regalé 1.000 rublos (unos 23 euros, vamos)".Así que Olga denunció también a Viktor y la Policía tiene un cacao mental de agárrate y no te menees. "No sé lo que va a pasar... podríamos encarcelar a ambos: a él por robo y a ella por violación", decía un agente en Life.ru.




La hermosa ciudad de Mendoza, sita en la zona de Cuyo de la República Bananera del Río de la Plata, fue el escenario de un hecho sin precedentes. Sandro Z., se mantiene el apellido de la víctima en el anonimato por razones legales, fue el protagonista en la vida real de unaremake del filme "Atracción Fatal". El individuo transitaba en su auto, un Chevrolet modelo 1966, cuando una mujer le pidió que aminorara lamarcha antes de un semáforo. Una vez detenido el vehículo la mujer, una pulposa cuarentona en celo, ingresó en él y le solicitó de manera amable y apuntándole con una pistola Magnum a la cabeza que le entregase el dinero. Y acto seguido le ordenó que se bajara los pantalones y el slip. Ya despojada de ropa interior la violadora se montó en Sandro Z. en procura de ser Penetrada. Todo fue en vano, por lo que enfurecida y gritando "¡justo a mí se me ocurre asaltar a un EUNUCO carajo!, ¡Me cago en la leche y en mi suerte puta!!" le disparó a la cabeza. El individuo, para ese entonces cagado en el asiento de su auto, no atinó a moverse hasta que llegó la policía. Por suerte el arma se trabó y vivió para contarlo. Según un testigo presencial del hecho él no intervino porque alertado por los gritos de la mujer "¡pelotudo: hacé parar esa mierda!" creyó en todo momento que se trataba de las indicaciones de ella hacia un hombre con diarrea. La ninfómana se perdió entre la gente en busca de tener sexo. Sandro Z. se repone del ataque de nervios en una clínica psiquiátrica. Argentina da para esto y mucho, pero mucho más aunque Ud. no lo crea.


PUNTA DE PISTOLA, OBLIGARON A UN HOMBRE A TENER SEXO CON ELLAS La policía de Johannesburgo, Sudáfrica, está buscando a tres mujeres que amenazaron a un hombre con un arma para que tuviera sexo con ellas. El "pobre" sudafricano estaba caminando por la calle cuando de pronto, tres mujeres a bordo de un BMW le pidieron indicaciones para llegar al Hotel Savoy. De manera amable, él se ofreció a guiarlas, por lo que lo invitaron a subir al auto. Una vez en el hotel, las mujeres le ofrecieron unos tragos y luego le pidieron que las guiara hacia otros destinos. Sin embargo, mientras se dirigían hacia el Hotel Station, la conductora realizó un brusco giro y llevó el auto hasta un oscuro descampado cerca de una mina abandonada. "Una de las mujeres gatilló el arma y luego le apuntó al hombre", relató Paula Nothnagel, vocera de la policía de Johannesburgo, quien además explicó que "las tres mujeres se desvistieron y luego tomaron turnos para tener relaciones sexuales con él". Tras someter al hombre a semejante ofensa, lo obligaron a subir nuevamente al auto y, minutos más tarde, lo dejaron en una avenida.




Un paquistaní acusado de haber planificado el atentado en Bombay que dejó 173 muertos en noviembre pasado cuenta que fue violado por una agente del FBI. El diario Crítica de la Argentina relata en una nota que primero se lo obligó a ver películas pornográficas, y luego fue sometido sexualmente durante toda la noche por una "mujer blanca".




...De acuerdo con estos datos, elaborados con las denuncias recibidas en la policía y en la guardia civil, Barcelona es la ciudad en la que más hombres son violados por hombres y mujeres, con un total de 30 casos. Le sigue Madrid con 15 y Tenerife con 11.
Esta estadística revela que también el hombre puede ser víctima de este delito incluso dentro del matrimonio, ya que dos varones denunciaron en 1993 a su cónyuge por violación.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada