miércoles, 3 de junio de 2009

La verdad de los Elvis voladores







En la tarde del 6 de junio de 1996, las personas que paseaban por el puerto deportivo de Quincy, en Massachussets, vieron a Elvis Presley caer de entre las nubes y estrellarse contra el suelo. Aquel Elvis llovido del cielo era uno de los miembros de “The Flying Elvi”, un equipo de diez paracaidistas profesionales que participaba en la inauguración de una discoteca en el puerto de Boston. Una racha de viento les sorprendió en plena caída y desencadenó la tragedia. Resultado: un Elvis muerto y tres Elvis heridos de diversa consideración.A día de hoy es el único accidente que ha sufrido el equipo de “The Flying Elvi” durante sus más de 300 actuaciones en 29 estados diferentes. Su historia se remonta a 1992, cuando el director de “Honeymoon en Las Vegas” (protagonizada por Nicolas Cage) buscó a un grupo de paracaidistas para participar en la escena final de la película. Por una vez, el guión estuvo más inspirado que la realidad y el grupo de saltadores decidió ganarse la vida perpetuando la ficción.Durante muchos años, los Elvis voladores han saltado en bodas, inauguraciones y fiestas de postín. En marzo de 2001 dejaron al periodista Corey Levitan saltar con ellos y describir el espectáculo desde dentro. "De acuerdo – le dijo uno de los organizadores –, pero si caes y te matas, nos devuelves el disfraz”.Antes de subir al avión le preguntaron si pesaba más de 100 kilos, puesto que de lo contrario no podría realizar el salto. Una curiosa medida, que hubiera impedido al auténtico Elvis saltar sobre Las Vegas.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada