viernes, 19 de junio de 2009

Mundo insolito


Se buscan ancianos chinos para incinerarlos en lugar del auténtico muerto

Las autoridades sanitarias chinas advierten que enterrar a los muertos es nocivo para el medio ambiente, así que promueven la incineración (nota: en China “promover” significa “obligar”). Sucede que muchos chinos piensan que cuando se quema un muerto el espíritu estará enojado y llevará la desgracia a sus descendientes, de modo que los familiares siguen enterrando a sus muertos pero contratan a bandas que secuestran y asesinan a ancianos para que ocupen el lugar del finado en la ceremonia preceptiva.

Aunque sólo el 1% de los cadáveres son incinerados en China, en la provincia de Cantón, donde es obligatoria la práctica, el porcentaje es del 100%. Ahora se ha descubierto que muchos de estos cadáveres corresponden a ancianos que viven solos y han sido secuestrados y asesinados a cambio de 10.000 yuanes, que no es dinero, la unidad: unos 1.200 euros.
El periódico South Cina Morning Post calcula en 400 el número de asesinados para cumplir con las leyes post-mortem.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada