viernes, 24 de julio de 2009

EL MÁS GRANDE JUGADOR DE POKER DEL SIGLO

Amarillo Slim




Por Juan Manuel Pastor

Una de las leyendas vivas del poker, Thomas Austin Preston Jr, nació en Jonhson, Arkansas, el 31 de diciembre de 1928. No hay casi nada que este trotamundos del envite no haya visto o… sobre lo que haya apostado. Ha jugado al poker con presidentes como Lindon Jonhson o Richard Nixon y con capos de la droga como Pablo Escobar. Le ganó a Larry Flynt dos millones dólares al poker y a Willie Nelson 300.000 al dominó. Creció en Mineral Wells, Texas, hasta que sus progenitores de divorciaron. Entonces siguió a su padre hasta Amarillo también en el estado de la estrella solitaria. Por tanto, el apodo ya se pueden ir imaginando de dónde le viene.
Con 16 primaveras el bueno de Slim salió del instituto y se alistó en la Armada. En esos puertos y países de Dios apostó a todo lo que le vino en gana y se labró un nombre. Tras dos años allende los mares, ya de vuelta en casa, el destino quiso que conociera a Doyle Brunson y a Brian Sailor Roberts, y se armó el belén. Los tres mosqueteros de las cartas congeniaron de inmediato y se dedicaron a recorrer ciudades (rounders) más o menos grandes desplumando pardillos: así, como suena. La banda tenía fondos comunes, y así pasaron seis años sembrando el terror en Texas. Apostaban sobre todo lo que se moviese o en lo que hubiera algún tipo de incertidumbre, y tal y como dice Brunson: “Además, les aseguro que ganábamos dinero”.
Por ello, Amarillo Slim es famoso no sólo por ser un gran jugador de cartas, sino un gran jugador. El mismo se considera como el más grande apostador que jamás haya existido. Otro de sus atractivos es que es un gran narrador de historias; aunque muchas de ellas tengamos que considerarlas en el terreno del barón de Munchausen. Una de las más famosas es la de haber jugado al golf contra Evil Knievel con un martillo y apostar un millón de dólares a que podía mandar la bola a más de una milla. Aparentemente ganó el reto al golpearla sobre un lago de hielo.
Slim se casó con Helen hace más de 53 años y siguen aún juntos -quizá su mayor envite, dados los tiempos que corren-. Han tenido tres hijos y siete nietos. Y a partir de aquí las cosas se emborronan. No frecuenta ahora los torneos, ya que muchos jugadores lo miran con desprecio: incluso lo han rebautizado como Amarillo Slime (algo así como Amarillo Baboso). En el 2003 un jurado del condado de Randall lo encontró culpable de tres cargos de indecencia con una menor. Él se declaró culpable de tres cargos de asalto. Con esto último, el juez le impuso una multa de 4.000 dólares y dos años de libertad vigilada. Esta truculenta historia lo apartó del renacimiento de poker, cuando ese mismo año Moneymaker hacia realidad el cuento de la Cenicienta en las World Series of Poker (WSOP) y abría una nueva era. A partir de ese momento, llevaría el estigma de ser un pederasta.
En la actualidad pasa la mayor parte del tiempo con su familia en su rancho de 3.000 acres en las afueras de Amarillo. Es uno de los supervivientes de las primeras WSOP de 1970. Ganó el titulo en 1972 y posee cuatro brazaletes.
Algunas de sus frases celebres sacadas de su Slimtionary:
"Mira la mesa. Si no eres capaz de encontrar a un primo, es que el primo eres tú".
"Puedes esquilar una oveja cien veces, pero la puedes despellejar sólo una".
"Ellos esperaban perder cuando me sentaba en la mesa, y yo lo único que hacía era tratar de complacerles".
“El poker es un juego de personas, no de cartas. No importa lo que lleves, lo que importa es tu rival”.
“Nunca busco un primo: busco un gran campeón y lo convierto en un primo”.
“Nadie es siempre un ganador; si dice eso, es que es un mentiroso o no ha jugado nunca al poker”.







recientemente la barcelonesa Leo Margets ha quedado clasificada en el campeonato del mundo de poker como el primer español ( en este caso, a la vista está, española ) y como la primera mujer del campeonato. Seguro que el viejo Amarillo Slim daría su aprobación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada