jueves, 23 de julio de 2009

Literatura: Knut Hamsun

se cumplen 150 años del nacimiento del auténtico iniciador de la novela moderna




Knut Pedersen quien adoptaría más tarde el nombre literario de Knut Hamsun nació el 4 de agosto de 1859 en Garmo, un recóndito pueblo de la montaña al oeste del Lago de Vaagaa y murió en su granja Nørholm, cerca de Grimstad, la noche del 19 de febrero de 1952, a la edad de 92 años después de vivir una existencia que, dice Frode “se extendió desde los tiempos de los carruajes hasta la era atómica, llena de desasosiego y de dificultades pero rica y, sobre todo, al servicio de la palabra”.
Aún era muy joven cuando “le fascinaba el potencial oculto en la expresión y la vida secreta inherente a las palabras y al idioma”.
Frode comenta: “En un artículo que escribió en 1888, dos años antes de que la novela Hambre le abriera las puertas de la fama, dice: ‘La lengua debe poseer todas las escalas musicales. El poeta debe siempre, en todos los casos, contar con la palabra temblorosa, la que me cuenta las cosas, la que con su acierto puede vulnerar mi alma hasta hacerle gemir. La palabra puede convertirse en color, en sonido, en olor; es tarea del poeta usarla de manera que funcione, que nunca falle y nunca rebote. Debemos poder gozar y burlarnos con la masa de palabras; se debe saber y conocer la fuerza de la palabra, no sólo la fuerza directa, sino también la secreta. (...) Las palabras tienen otras tonalidades, que se encuentran por encima, por debajo y al lado de ellas..’”.
Kristofer Jansen, poeta y religioso que conoció en su juventud a Knut Hamsun, dijo de él que tenía una “pasión morbosa hacia la belleza estética” y “podía saltar de alegría y alborozarse el día entero sobre un adjetivo original y expresivo que se había inventado o que había encontrado en un libro”.

Marie Hamsun, esposa del escritor, relata cuánto sufría para comenzar bien un libro o un artículo. “Se encontraba deprimido y era inmensamente feliz”, recuerda y añade que Knut muchas veces prometió a su familia que el libro que escribía sería el último. “Nunca le fue posible cumplir su promesa”, dice Marie.
Se acostumbró a las repetidas “aflicciones” que significaba la tarea de escribir y aunque se refería con sorna a su “garabateo”, Marie, quien lo acompañó durante cuarenta años comprendió que escribir proporcionaba a su marido una “verdadera alegría”.
Tras un primer fracaso, al no conseguir que nadie publicara su primera novela, pasó los siguientes diez años, llevando una vida turbulenta y errante, que lo haría viajar a los Estados Unidos dos veces, primero de 1882 a 1884 y luego de 1886 a 1888. Allí desempeñó los más diversos oficios, desde jornalero, cobrador de tranvía, ayudante de almacén hasta conferencista sobre temas literarios de los países nórdicos. En esa época también escribió incansablemente, pero en la misma medida destruyó lo que le disgustaba. Uno de sus biógrafos dijo de esta época que “la tarea de escribir era para él un desahogo espiritual en un mundo frío y materialista que le obligaba a trabajar continuamente para poder vivir”.
Al volver a Noruega en el otoño de 1888, publicó en la revista Tierra Nueva un cuento que tituló Hambre, que fue acogido con aplausos por “contenido original y su cautivadora técnica”. Dos años más tarde Hambre fue traducido y publicado en ruso y alemán.

Hambre de Knut Hamsun:
El protagonista de Hambre no tiene nombre, no tiene edad, no sabemos nada de su origen o de su familia. Es un hombre sin pasado, arrancado, como una planta, de su contexto y lanzado al anonimato y la hostilidad de la gran ciudad. Una ciudad, una sociedad, éstas en las que nos movemos, donde el individuo siente con más fuerza su soledad en medio de la multitud, y donde, si queremos comprender a la persona, habremos de prestar atención, como el propio Hamsun decía, a los "secretos movimientos que se realizan inadvertidos en lugares apartados de la mente, de la anarquía imprevisible de las percepciones, de la sutil vida de la fantasía que se esconde bajo la lupa, de esos devaneos sin rumbo que emprenden el pensamiento y el sentimiento, viajes aún no hollados, que se realizan con la mente y el corazón, extrañas actividades nerviosas, murmullos de la sangre, plegarias de huesos, toda la vida interior del inconsciente"
"Fue en aquella época cuando yo vagaba pasando hambre por Christiania [Oslo], esa extraña ciudad que nadie abandona hasta quedar marcado por ella".
Así inicia Knut Hamsun (1859-1952) Hambre, la novela que marcaría el inicio de su exitosa producción literaria, y que trata sobre un protagonista anónimo que lucha por subsistir escribiendo en Oslo a fines del siglo XIX.

Después de escribir esta obra maestra ,le esperaba la celebridad.

Recién después de ser laureado con el Nóbel en 1921 los lectores de habla inglesa y alemana comenzaron a mirar hacia Noruega y a Knut Hamsun. En Inglaterra y Estados Unidos, fueron traducidas sus obras anteriores y lograron un gran éxito lo que no ocurrió en Alemania.
En la década del 20 al 30 la popularidad de Hamsun era desbordante. Sus libros fueron traducidos a veinte idiomas en los más diversos países del mundo. Publicó Vagabundos en 1927, Augusto en 1930 y La vida continúa en 1933.
Cuando cumplió 60 años, los escritores más célebres del mundo, entre ellos Thomas Mann, André Gide, Máximo Gorki, John Gaslworhy y H. G. Wells, colaboraron en un libro de saludos que es una verdadera joya por la imaginación desplegada acerca de un hombre que para ellos, probablemente, era un desconocido diez años atrás.

En estos momentos, dice Frode, “comenzaron a aparecer nubarrones en el horizonte político. Adolf Hitler asumió el poder en Alemania y sus armas empezaron a hacerse notar. Hamsun, que había sido germanófilo desde la época del Imperio, tras una guerra mundial y la República de Weimar, mantenía su simpatía por este país. Los años difíciles comenzaron con la ocupación de Noruega por los alemanes en 1940. Desde el punto de vista nacional noruego, pueblo que mantenía una lucha de vida o muerte, Hamsun estaba con el enemigo”.
“Con la liberación, en 1945”, prosigue, “se ataca a Hamsun por todas partes. Le sometieron a un examen psiquiátrico muy riguroso. Los psiquiatras certificaron que Hamsun tenía “sus facultades mentales disminuidas para siempre”.
Es singular observar que lo propio ocurría con Ezra Pound en los Estados Unidos y con Louis Ferninand Céline en Francia, quienes se inclinaron por el fascismo. Al final de la guerra, en 1945, Francia repudió a Céline y lo condenó, dice uno de sus biógrafos, “a un papel de paria”, que lejos de martirizarlo “le hizo gozar”. En cambio a Ezra Pound y a Knut Hamsun los declararon dementes.
Hamsum fue condenado a pagar una indemnización de 325 mil coronas noruegas lo que significó su ruina. Ezra Pound fue condenado a una reclusión de doce años en un manicomio y todos coinciden en que no la pasó mal.
Sus abogados le pidieron en repetidas ocasiones que abjurara de sus ideas pero se encontraron frente a una rotunda negativa.
En su novela Por el camino donde la hierba crece, publicado en 1949, que es una demostración de que su capacidad intelectual estaba intacta, toma su venganza y “ataca al Fiscal General del Estado y a los psiquiatras por el tratamiento a que le habían sometido”.
Frode dice que “es imposible subestimar la influencia que Knut Hamsun ha tenido sobre la literatura europea y americana de nuestro siglo. Lo revolucionario y nuevo de libros como Hambre y Misterios, radicó principalmente en su contribución a la nueva concepción del individuo. Surgió por primera vez en la literatura de ficción el ser moderno, angustiado y enajenado”.

en 1929 Thomas Mann afirmó que nunca se había concedido el Premio Nóbel a una persona más merecidamente. Escritores tales como Franz Kafka, Berthold Brecht y Henry Miller también han expresado su gran admiración por Hamsun.
En el prefacio de una edición americana de Hambre, en la década de los 80, Isaac Bashevis Singer dice que Hamsun ‘es en todos los sentidos el padre de la literatura moderna –con su subjetividad, su impresionismo, su uso de la retrospectividad (...) toda la literatura moderna de nuestro siglo se puede remontar hasta Hamsun’. Prosigue: “¿Cómo, pues, se valora a Hamsun en Noruega hoy en día? Desgraciadamente tenemos que constatar que su actitud política sigue arrojando grandes y comprometedoras sombras, tanto sobre su obra literaria, como sobre el juicio hacia él como persona. Todavía –transcurridos más de 40 años del término de la guerra– muchos noruegos sienten cierta ambivalencia ante Hamsun, una relación de amor/odio que tiene su origen en esperanzas frustradas”.

La noche del 19 de febrero de 1952 el poeta, el rebelde Knut Hamsun, se extinguió, después de 92 años de una existencia, me imagino, bajo aquellos inviernos del hemisferio norte que fueron para él fuente de inspiración y para sus personajes el escenario fuerte y cruel al cual habrían de enfrentarse, como él mismo, para permanecer en este mundo.
Frode comenta, asimismo, que “en el libro Por las sendas donde la hierba crece, Hamsun se consuela con el hecho de que `el tiempo es un señor inclemente, también para otros: El tiempo roba. El tiempo lo roba todo y a todos`. El tiempo de Knut Hamsun al servicio de la palabra estaba llegando a su fin”.


En el transcurso de 2009 se conmemorará la obra literaria de Hamsun, y la novela Hambre constituyó el telón de fondo para el evento inaugural realizado en Oslo el 19 de febrero.
Hambre y sopa
Cientos de curiosos siguieron las huellas del protagonista de Hambre por las calles cubiertas de nieve en Oslo. Ahí pudieron ver, entre otras cosas, la discusión con los editores, el intento por obtener los favores de "Ylajali" y el encuentro con la policía - tal y como ocurrió con el protagonista de Hambre y ocasionalmente con el propio Hamsun. Y para evitar el hambre que consumía al protagonista de la novela, los organizadores ofrecieron sopa caliente durante el trayecto.
Hamsun en cinco continentesEl año de Hamsun será conmemorado en todo el mundo con charlas, dramatizaciones y nuevas traducciones. En Georgia y Azerbaiyán se prepara además una celebración de los 110 años que han pasado desde que Hamsun realizara su famoso viaje a través de Rusia hacia el Cáucaso.
"Con el año de Hamsun nos hemos propuesto que el público quede con una impresión más fortalecida del espléndido escritor que fue Hamsun, inspirándoles también a leer su obra en la perspectiva del debate actual", declaró la organizadora y directora de la Biblioteca Nacional,

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada