sábado, 15 de agosto de 2009

Los brujos reductores de penes congoleños

los brujos dejaban los penes de sus victimas "iñi piñi"


La Policía de Kinshasha, la capital de la República Democrática del Congo, ha detenido a trece personas acusadas de utilizar la brujería para "hacer desaparecer o empequeñecer" el pene de varias víctimas, según la BBC.La noticia saltó en los programas de televisión locales, en los que se advertía a los hombres de que tuvieran cuidado al utilizar los taxis comunales. Al parecer, los brujos simplemente les tocaban los genitales y estos desaparecían o se hacían más pequeños.No importaba si era una leyenda urbana o realmente magia negra, el caso es que los rumores desataron una ola de pánico y la Policía detuvo a trece personas. Hace diez años, en Ghana, doce sospechosos este mismo tipo de brujería fueron asesinados por multitudes enfurecidas.

Los hombres del Congo andan haciendo "patos yáñez" casi todo el rato y no porque quieran garabatear a alguien, sino para protejer su miembro viril.Luego de una investigación de la policía congoleña, 13 chamanes fueron imputados por el cargo de hacer desaparecer o encoger los penes de 27 hombres.Según las víctimas, el insólito robo de virilidad se llevó a cabo en buses y trenes del Congo.Un hechicero se sentaba al lado de su víctima, y mediante una macumba y una pasadita de mano a la altura genital, el pene se le achurrascaba y quedaba bueno para nada.La terrible brujería quedó al descubierto debido a los múltiples llamados a las radios de las propias víctimas y sus tristes esposas que ahora no tienen cómo pasar las frías noches congoleñas."Parece una broma pero las víctimas realmente dicen que sus penes se enogieron, así que les aconsejo que vayan a sus casas y lo prueben en acción", dijo Jean Dieudonne Olegko, jefe de la policía congoleña y que investiga este raro caso de chamanismo.Un vendedor de tarjetas telefónicas que labura cerca de la estación de policía, confirmó que los congoleños quedan "iñi piñi"."Es verdad. Ayer vi a una de las víctimas y confirmé que la cosa" le quedó chiquitita", dijo Alain Kalala con asombro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada