martes, 4 de agosto de 2009

Criminologia:

El caso Alexander




"Sabine, querida, queriamos que supieses que acabamos de matar a tu madre y a tus hermanas"Jakob Lorber fue en su día un maestro de educación superior que jamás ejercería como tal pero que, gracias a diversas amistades y a su habilidad con los instrumentos llegaría a verse en la Escala de Milán tocando el violín con algunas clases en su haber de parte del famoso Paganini. Mientras tanto, la vida de Jakob era la común para un ciudadano de su clase, daba clases de piano, se reunía con los amigos para tomar unas copas y charlar por la tarde, y asistía a ensayos y conciertos allá donde le invitasen.Ya más tarde, con el paso de los años (alrededor de 1840), el Teatro Triestre le ofrece la posibilidad de trabajar en sus instalaciones como director de orquesta, pero la oferta es rechazada por Jakob bajo el asombro de sus amigos y colegas de profesión. La razón: tenía, según él, que llevar a cabo un plan al que se le había asignado. Sus amistades más próximas aún no salían de su asombro al ver a Jakob cada día más obsesionado con esa idea que comentaba sobre "acontecimientos venideros", escribía decenas de manuscritos a diario, y su apariencia, así como su entorno, seguía desmoronándose con el paso de los años, decrépito, pálido, sin trabajo (dejó de dar clases), sin dinero..., sus amigos le insistían y le instaban a que pasase el bache ayudandole, incluso a que pudiese obtener algo que llevarse a la boca, pero estaban convencidos de que había perdido totalmente la cabeza y así resulto parecer.En total, Jakob escribió durante 24 años unas 10.000 hojas manuscritas hasta la fecha de su muerte. Su obra fue guardada por amigos y compañeros hasta que pudo ser editada allá en el año 1877. En ella (su obra) hablaba sobre los evangelios, la biblia y múltiples "profecías", seguramente fruto de su desvario. Según sus biógrafos, Jakob gustaba de buen vino, y por aquella época ya se extaba extendiendo el laudano como uso terapeutico en varias dolencias como tuberculosis, dolores cronicos, como calmate en lesiones, etc. por lo que no sería raro un posible más que coqueteo con el brebaje médico "milagroso" del momento. Finalmente, Jakob murio en 1864 a la edad de 64 años. Aún a día de hoy son muchas las sectas y organizaciones tanto parapsicólogicas como religiosas que rinden culto a su figura.De esta forma, por lo extraño que era de por sí Jakob, junto con la publicidad de su obra en imprenta, hubo quién se interesó, y se empezó a compartir las ideas de "advenimientos y profecias" como algo verdadero entre un puñado de fervientes y convencidos seguidores. Ya en el año 1930, un fanatico religioso, Greg Riehle, fiel seguidor de las ideas de J. Lorber se autoproclama lider y nuevo "profeta de dios" dentro de la ya secta "Sociedad Lorber", la cual cuenta ya con unos pocos cientos de seguidores y cuya idea principal era que el mundo esta dominado por satanás, solo los miembros de la sociedad Lorber estaban libres de su manipulación y su poder.A partir de aquí en cuando entra en escena Harald, el cabeza de familia de la familia Alexander. Harald, siendo miembro de la secta, viaja desde Dresden hasta Hamburgo donde se encuentra Riehle, allí pasara sus dias sirviendole y cuidandole hasta el momento de su muerte. El tiempo que pasa junto a Riehle le servira para adoctrinarse como nuevo lider de la secta una vez fallecido el antiguo "profeta" Riehle, además, Harald recibirá diversas dotes y herencias, entre ellas un organo portatil propiedad directa del maholagrado y venido a menos Jakob Lorber de cuando enseñaba y practicaba clases de piano con sus alumnos, un verdadero fetiche u objeto de poder para el más avezado y ferviente discipulo de toda la secta.Harald ya era a partir de la muerte deRiehle el nuevo "director de orquesta" de la fragmentada organización, la cual se reunia muy ocasionalmente para compartir sus ideas sobre la destrucción del mundo por los demonios que lo formaban; vecinos, compañeros de trabajo, de clase, conocidos, familiares, etc. También coreaban canticos y frases glorificando a Jesús, a dios...( así como a cualquier figura incluida en la mitología cristiana aceptada por su organización), acompañados por el organo del antiguo profeta Lorber, en todo un alarde de fe y devoción, y como no, de creencia fanatica hasta alcanzar el extasís.Nos trasladamos ahora hasta el año 1954, donde Dagmar Alexander, esposa de Harald da a luz a quién es su segundo hijo: Frak Alexander. Dagmar ya había tenido anteriormente en el 52 una niña a la que llamaron Marina y que contaba con 2 años de diferencia con respecto a Frank.Fue a este ultimo y no a Marina al que se le concedio el privilegio y titulo de "profeta de dios", pues la ideologia de la secta ni dejaba (ni deja) lugar a la mujer dentro de los cargos de poder y, como ahí quién mandaba era "el lider", Harald se sacó de la manga el que su primer y unico hijo varón fuera el nuevo profeta, como ya anteriormente lo fue Jakob y Riehle.En 1955, un año mas tarde del nacimiento de Frank, nacieron dos mellizas: Sabine y Petra, las cuales junto con su madre, su padre y Marina, su hermana mayor, acomodarian y servirian a Frank, al que posteriormente le tratarian como si a una entidad superior fuese: "el profeta".La abnegación y la servicialidad hacia "el profeta" era requisito indispensable y obligado dentro del credo de la familia y la sociedad Lorber, y su hermetismo hacia el resto del mundo por la idea de que estaba plagado de demonios impidieron que los niños se desarrollasen correctamente con una variada realización personal en cuanto a habilidades sociales se refiere, aún así, a Marina se le dió la aparente libertad de poder ir a la escuela y posteriormente al instituto, lo que hizo que la familia tuviese que exiliarse voluntariamente por las sospechas de la policia entorno a la familia Alexander.Durante años, Harald, Dagmar y sus hijos habían permanecido bajo las ideas extremistas de un cristianismo desviado y readaptado a las querencias de Jakob y Riehle. Frank era vanagloriado, tratado como un emperador y su familia le hacian la corte por alli por donde este pasase, además de tutor y guía, su padre también segía fervientemente los caprichos y querencias del "pequeño dios" como si su futuro o el de la humanidad le fuese en ello. Pero ya fiese un "neo-jesucristo" o un ser proveniente de Alpha-Centaury (allá casa cuál), el hecho es que el joven Frank lo que queria hacer era echar mano y uso de sus instintos primarios: queria tener sexo, pero, ¿con quién?, desde pequeño se le adoctrinó en la idea de que el mal está ahí fuera, que el resto de pobladores de la tierra son demonios salvo los miembros de la sociedad Lorber, no se relacionaba ni conocia a nadie, y las prostitutas a parte de demonios eran seres impuros, contaminados, ¿que solución se le podría dar?. El caso es que el caldo de cultivo ya estaba preparado, ya germinó lo que acontecería desde el principio. Un niño ultraconsentido, ensalzado, sin freno a su voluntad, un ambiente hermetico, psicosocialmente endogamico y originado desde el nacimiento de los hijos a partir de Harald (al cual podría culparsele de folie imposée al haberles inducido a un delirio generalizado), la familia tenia una disposición casi plena tanto de cuerpo como de mente para Frank, "casi", porque a raíz de la "inquietud" del chico, su padre Harald lo cambiaría por "totalidad" al ofrecer a Dagmar, su propia mujer y, madre del propio Frank, a que fuese con ella y no con otra (Harald pensó que quién mejor que su mujer), con la que tuviera su primera experiencia sexual ya que por parte de Dagmar no habia problema ni oposición alguna en complacer y llevar a cabo la voluntad de "el profeta", más tarde sería Marina, hermana de Frank e hija mayor del matrimonio, luego las mellizas, luego tambien se incorporaria Harald...El resultado fue lo que tantas sectas convencidas de que su verdad es la única y absoluta aplican en sus estatutos, la servidumbre sexual hacia el lider o el profeta (vease davidianos, raelianos, etc.), el aislar a un individuo y darle un rol determinado desde su nacimiento, dentro de un grupo a su véz al margén de la sociedad del momento, terminan por adquirir comportamientos desviados en la forma de obrar todos los miembros a la vez que normalizan cognitivamente en el sujeto dichos comportamientos. En este caso, se aplicaria y normalizaría un nuevo concepto: el incesto.Esto ultimo fue lo que les hizo emigrar a España. Marina, la hija mayor de los Alexander, si se relacionaba con otra gente del exterior en un intento de hacer entender su propio credo. Compañeros de clase, amigos... eran blanco de alguna que otra reflexión sobre su extraña forma de pensar sobre demonios y seres puros o impuros, pero también comentaba como algo normal lo que ocurria en su casa, por lo que dejaba confundidos a sus compañeras de charla hasta que no solo comenzó a extenderse el rumor sobre las practicas incestuosas , sino que se dió aviso a la policía por parte de algún amigo/a, la cual se persono en varias veces en el domicilio de los Alexander. Estos viendose perseguidos, según Harald, por su forma de creer en dios, se vinieron a España una vez que tuvo localizado un apartamento, el 34 de la C/ Jesús Nazareno de Santa Cruz de Tenerife.Ya corria el año 1970, en el vecindario veian que apenas se relacionaban con nadie, no molestaban excepto cuando Harald tocaba el organo y tanto él como el resto de la familia, exaltados, vociferaban salmos en alemán del fundador Lorber. Mientras tanto, en el día a día, los hijos del matrimonio, incluido el propio Frank, uscaron trabajos poco remunerados como sirvientas, limpiadoras o como mozo de carga en el caso de Frank, quizá para cambiar de vida o simplemente por pura necesidad economica. Así, bajo la rutina del quehacer diario y entre fiesta y fiesta religiosa pasaron 10 meses desde que los Alexander vinieron a tierras Canarias en busca de la paz que iban buscando, pero algo iba a ocurrir.El 16 de Diciembre de 1970, en el despacho del por entonces Dr. Trenkler se personaron Harald y Frank Alexander preguntando por Sabine, la consulta del doctor es donde Sabine trabajaba como limpiadora, al cabo de un rato la chica aparece y su padre le espeta en presencia del doctor: "Sabine, querida, queriamos que supieses que acabamos de matar a tu madre y a tus hermanas". Trenkler se quedó pasmado, antes había observado que los tipos que ahí se encontraban estaban sucios y pensó que era arcilla debido, posiblemente a su trabajo. Inmediatamente, como respuesta a la espantosa confesión, Sabine les besó a ambos y se escucho de Sabine: "Estoy segura de que han hecho lo que considerarón necesario", la cosa no acabo ahí, al ver al doctor la escena "familiar", Harald miró a Trenkler y dirijiendose hacia él le dijo: "Ah, lo ha oido. Hemos matado a mi mujer y mis otras hijas. Es la hora de matar".El doctor hizo que esperaran con alguna excusa y salio en busca de alguna ayuda cercana avisando desde la casa de al lado a la policía, al llamar le informaron de que no era la primera llamada que recibian por un caso parecido, parece ser que los vecinos escucharon gritos, ruidos y canticos acompañados de musica de organo provenientes del domicilio de los Alexander. Al cabo de un rato se personaron un par de unidades en la clinica del doctor y y procedieron a la detención de Harald, Frank y Sabine, mientras, otra unidad, se dirigía hacie el 34 de Jesus Nazareno.Al llegar a la vivienda, el inspector Juan Hernández, el sargento Manuel Perera y un medico, tras forzar la puerta, se encontrarón de lleno con la escena criminal más brutal de toda su carrera y de todo lo que habian conocido hasta el momento. Entre platos, ropa, muebles y documentos rotos ( incluidos pasaportes y documentos familiares), se encontraban tanto suelo, paredes como techo ensangrentados. En el centro del salón se hallaron los cadaveres mutilados de Marina (18 años) y Petra (15 años), sus pechos y genitales habian sido manipulados y colgados en la pared de enfrente en el salón, el cuerpo de Marina presentaba claros signos de amputación tanto de miembros superiores como de inferiores. En el dormitorio principal apareció el cadaver de Dagmar (39 años), también salvajemente mutilado y con señales de habersele extirpado el corazón, el cual apareció atado a una cuerda que a su véz colgaba de una pared de la habitación. También se apreció en el cuerpo de Dagmar signos de haber sido forzada sexualmente. La escena provoco malestar no solo psiquico sino fisico en los agentes que allí se encontraba y no era para menos...Mientras, en la comisaria, los ya confirmados más que infames Harald y Frank Alexander, declaraban sin rubor ni culpabilidad alguna la autoria del crimen multiple, lo hacian como si ese fuese su cometido u ofrenda, como si se hubieran liberado o encontrado con ellos mismos en un alarde de sinceridad infinita tanto para consigo mismos como para el resto del mundo.Según Frank, en la declaración tomada tras su detención ocurrió lo siguiente:"Vi que madre estaba mirandome, sentí que no le estaba permitido el que ella me mirase de esa manera. Por lo tanto cojí una percha del ropero y le di con ella en la cabeza. Después de haberle dado en la cabeza varias veces cayó al suelo y perdio el conocimiento. Padre habia ido al salón a tocar el organo y fui allí. Primero golpee a Marina en la cabeza con la percha, y despues de que ella perdiera el cocimiento golpee a Petra. Padre seguía tocando el organo y elogiando a Jesús, pero cuando empecé a quitar las partes insultantes, él vino a ayudarme".Harald apoyó por su parte en la declaración cada detalle de Frank, diciendo que los organos sexuales de su esposa e hijas eran "partes insultantes" que tenian que ser eliminadas, añadio también que "las mujeres del hogar esperaban la hora de matar en cualquier momento", que la familia ya habia discutido anteriormente ese "momento sagrado" y su eventualidad, así como que "ellas tenian que aceptar sus roles como sacrificios humanos para el profeta Frank Alexander"Más tarde, en el juicio, tanto Harald como Frank se declararon inocentes, ya que eso "era parte de sus creencias religiosas; que las mujeres eran seres inmundos y tuvieron que ser purificados por el asesinato". También alegaron que sus victimas "habian sido puestas en libertad en el cielo através de su sacrificio" y que incluso "celebraron el acto tocando el organo, cantando himnos tanto antes como después del sacrificio de las hembras de su hogar".El psiquiatra forense que les examinó en aquella época llego a la conclusión de que eran aptos para ser sometidos a juicio y ellos voluntariamente se ofrecieron a ingresar voluntariamente en un psiquiatrico penitenciario tras el traslado de carcél en carcél. Desde la fecha de su ultima noticia se conoce que no respondieron a ningún tratamiento, además, seguian con la idea de que la masacre contra su familia fue un acto de "purificación". Mientras, Sabine, parece que que ingresó en un convento al negarsele la solicitud de internamiento junto con su padre y hermano. Harald y Frank no tenian probabilidades de salir en su momento y se desconoce su status actual.

el psicótico Frank Alexander, en pleno juicio


fuente: el laboratorio de gwen

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada