sábado, 1 de agosto de 2009

El hombre electrico

Slavia Patjic y sus extraños poderes


Mientras perdía algo de tiempo con uno de sus amiguitos hace ya un buen montón de años, Slavia Patjic descubrió por casualidad que mientras todos podían quedar ahumados con un buen par de cables pelados, a él no le pasaba nada. Con una serie de pruebas y experimentos inconclusos, el gran Patjic, quien al parecer nunca ha transpirado, se dio cuenta que su cuerpo fácilmente podía ser utilizado como elemento conductor de la electricidad sin padecer ningún tipo de daño. Si bien ya es considerado como toda una celebridad en los rincones más chispeantes de Serbia,Conocido por ser capaz de encender bombillas haciendo de hilo conductor o requemar salchichas de Oscar Mayer con sus manos, Slavia asegura que su sueño es pasar como un real temerario la prueba de la silla eléctrica para lograr la fama que tanto anda buscando en los Estados Unidos. Quizás para convertirse en un tubo de neón como siempre lo quiso su padre, o para ganar algunos morlacos trabajando como ampolleta en alguna torre.

De momento su cara aparece en el libro Guinness de los Récords junto al palabro “inmune a la electrocución”. Pero no se debería confiar tanto. Y más después de conocer el final del anterior “señor electricidad”, el vietnamita Nguyen Van Hung quien también se hizo famoso por su habilidad para conducir la corriente eléctrica a través de su cuerpo; murió cuando sufrió una descarga de 220 voltios al tratar de arreglar descalzo la bomba eléctrica del agua.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada